AyDiosMio

A ver chicos me siento mal y twitter no ha arreglado mis problemas. Ósea ¿de qué se trata?
Hoy quería levantarme a correr y no lo hice porque me sentía muy pesada, después me di cuenta de la razón, pues diez kilos de ternura y pelo blanco estaban sobre mis piernas.
He descubierto que las mañanas del horario de verano duran menos, fluyen y se derriten, más cuando es domingo y tienes dolor en el músculo esternocleidomastoideo.
Tengo ganas de mirar al mar, entrar y dejarme llevar por la resaca hasta que me pierda, ser un pequeño postre para las olas. Quiero, pero no puedo.
Ya no veo el día en que me vaya de aquí. Siento que sueño mucho y aterrizo poco.
El calor del domingo me hace querer que sea lunes pero en realidad no me gustan los lunes, llenos de tráfico y velocidad (lo dice Fey) cuando es inicio de semana se me evapora las horas de la semana y de repente, ya es mayo, de repente llega el verano y me quiere fastidiar.
Espero perderme en Chiapas, espero quedarme con unos guatemaltecos amigos que me inviten a cruzar el país en tren. Espero que llueva torrencialmente y el Grijalva tenga mucha agua para tener miedo del río más caudaloso de México. Ya sé, eso no es geografía.
Pero este año chicos, les prometo aprenderme de la forma más inútil e innecesaria, todas las capitales de todos los países, porque aquí eso es si es geografía, porque según su estúpida madre ONU todos los países deben tener capital o sino no son reconocidos como Estados y no merecen apoyos económicos. 
Siento como si tuviera una enfermedad estomacal, va y regresa, va y luego regresa.
He estado escribiendo un batallón de cosas cursis que no público, y a veces me molesta, la auto censura y la puta cursilería. Pero todo eso pasa cuando estoy bajo la influencia de sustancias toxicas, llámese dopamina o thc. Ambas me ponen sincera, una más que la otra, una me da más miedo que la otra. Pero así es esto, dicen.
Quiero decir, cuando estoy de vacaciones quiero estar en la escuela y cando estoy en la escuela quiero estar de vacaciones. No sé hasta donde puedo llegar en contradicciones.
Bueno, ya termine.
Creánlo o no, ya me siento mejor.