Compre un librito de Alfaguara en un remate de libros. En realidad no lo pague yo, sino una compañera de la carrera.
Es una antología de cuentos mínimos.
Es la respuesta que estaba buscando para definir la gran cantidad de cosas que escribo en este sitio. 

Esta bien padre.