Lo olvidaste

Eso que prometiste no olvidarías, olvidaste regresarme muchas cosas. Unas cuantas que yo te preste y otras que me robaste. Creo que  son cosas perdidas, no sé porque las añoro tanto pero parece que algunos días me hacen mucha falta.

Entiendo que así es como pasa, que siempre se ganan y pierden cosas, todos los días. Quiero que me regreses mis cosas, las quiero devuelta porque no te pertenecen y no quiero que las conserves, no son de colección. No te lo dije pero están fuera de producción y son tan antiguas que las tengo desde que tengo capacidad de recordar. Pero lo que me importa no es su antigüedad ni quien me las obsequio, sobretodo eso es que son especiales.

A cambio si quieres te puedo regresar lo que robe de ti, pero no hay comparación con lo que tú te llevaste. Te regreso tus palabras, tus promesas, tus besos, los abrazos y las noches que me permitiste, te regreso los momentos que me diste, los que yo te robe también son tuyos otra vez. No los quiero, y no los puedo guardar, no tengo espacio.

Estoy limpiando y sacudiendo todos mis rincones, no tengo mucho tiempo para hacerlo y creo que me tarde mucho para decidirme a hacerlo pero así soy yo. Así que si te interesa en el pórtico de mi casa  hay una caja de cartón en donde lo puse todo. Pásate por ella porque yo no la puedo tirar, espero que no olvides traer lo que te pedí.



Hace más de un año que escribí esto, hoy me dio por publicarlo.